MERCURIO

El problema del Mercurio (Hg)

Los tubos fluorescentes tradicionales tienen como componente el elemento químico Mercurio, el cual produce daños serios en los seres humanos y en el ambiente, y 1 mg puede contaminar 30.000 litros de agua. Como norma general, podemos decir que los tubos fluorescentes no se deben quebrar por ningún motivo.

Según la norma medioambiental europea, en particular las directivas ROHS y WEEE, los contenidos de Mercurio en lámparas fluorescentes deben ser menores a 5 mg.

Según estas regulaciones, un tubo de 36w del tipo ecológico contiene aproximadamente 3,5 mg de Hg, mientras que en el caso de los tubos estándares T10 y T12 de 40w, el contenido está entre 6 y 12 mg, aproximadamente. En cambio, las nuevas tecnologias de tubos T5 tienen menos de 1,4 mg por tubo, y en el caso de los Tubos LED el contenido de mercurio es a cero.

Emisiones de Mercurio en lámparas fluorescentesSe estima que al romperse una lámpara fluorescente, el 25% de su contenido de mercurio es emitido al aire. Los tubos fluorescentes sostienen la descarga con el vapor de mercurio. Los tubos tradicionales T12 de 40W llevaban alrededor de 30 mg de mercurio, las T 10 de 40W 8 mg de mercurio, T8 32W 4.5 mg de mercurio.

La sustitución de las lámparas incandescentes por fluorescentes compactas implica un aumento en la cantidad de mercurio en las lámparas y su eventual liberación al medio ambiente.

 
 
Calculadora

¿Cómo calculo el consumo de electricidad ?

Teoría:

Tomemos, por ejemplo, un bombillo incandescente cuya potencia eléctrica es de 75 W. Primeramente, aclaremos que la potencia no es el consumo. La potencia es la rapidez con la cual el equipo electrodoméstico transforma la energía eléctrica, tomada de la línea, para el funcionamiento de todos sus circuitos. El consumo, por su parte, es la cantidad de energía transformada en un período determinado.

Representemos la potencia con la letra P, el intervalo de tiempo transcurrido con t y la cantidad de energía eléctrica consumida con la letra E. La fórmula es muy sencilla, el consumo es igual a la potencia (P) multiplicada por el tiempo de funcionamiento del bombillo (T), o sea, E = P x T. Si el tiempo en el cual un bombillo está encendido es de seis horas (6 h), el consumo de electricidad será: E = 75 W x 6 h = 450 Wh. Si el bombillo funciona durante seis horas diarias, al final del mes habrá consumido treinta veces la cantidad calculada anteriormente, es decir, E = 450 Wh x 30 = 13 500 Wh. No obstante, el consumo de energía eléctrica se expresa en kilowatt-hora (kWh). Y 1 kWh es igual a 1.000 Wh; osea, el consumo de electricidad de la lámpara al finalizar el mes será igual a 13,5 kWh.

En la Práctica:

Para realizar un estudio exacto del consumo energético funcionan otros valores: la potencia de entrada, ésta corresponde al flujo eléctrico a través del cableado o un sector correspondiente, y los amperios, cantidad de energía consumida por hora de un electrodoméstico. Al multiplicar la potencia de entrada por la cantidad de amperios consumidos, nos dará un resultado exacto de cuántos Kwh consume un producto eléctrico:

124,6 v X 0,23 amp = 28,65 watts hora. La ficha técnica del producto comparado indica que el producto consume 32 watts. En este caso, el consumo real es menor al indicado en la ficha técnica. En otros, el consumo podría ser mucho mayor e intervendrían otras variables de consumo de acuerdo al tipo de artefacto. A mayor entrada de potencia (voltios) menor consumo de amperios.

Tarifa Eléctrica:

Para saber cuánto pagamos por cada uno de los productos utilizados día a día, luego de manejar los conceptos básicos del consumo en kWh, simplemente nos fijamos en nuestro recibo de electricidad. La fórmula es muy sencilla, dividimos el monto total ya sea en colones o dólares por la cantidad de kWh consumidos al mes: ¢ 75.625 / 565 kWh = ¢ 128,35 colones por kWh consumidos.

Impacto-Ambiental

Impacto ambiental

En la actualidad, es un hecho científico que el clima global está siendo alterado significativamente y en el presente siglo, como resultado del aumento de concentraciones de gases invernaderos tales como el dióxido de carbono, metano, óxidos nitrosos y clorofluorocarbonos (Houghton et al., 1990, 1992). Estos gases están atrapando una porción creciente de radiación infrarroja terrestre y se espera que hagan aumentar la temperatura planetaria entre 1,5 y 4,5 °C (el llamado Efecto Invernadero y Calentamiento Global). Como respuesta a esto, se estima que los patrones de precipitación global y corrientes marinas también se alteren. Aunque existe un acuerdo general sobre estas conclusiones, hay una gran incertidumbre con respecto a las magnitudes y las tasas de estos cambios a escalas regionales (EEI, 1997).

Asociados a estos potenciales cambios, habrá grandes alteraciones en los ecosistemas globales. Trabajos científicos sugieren que los rangos de especies arbóreas, podrán variar significativamente como resultado de estos cambios climáticos globales. Por ejemplo, estudios realizados en Canadá proyectan pérdidas de aproximadamente 170 millones de hectáreas de bosques en el sur Canadiense y ganancias de 70 millones de hectáreas en el norte de Canadá, por ello un cambio como el que se sugiere, implicaría una pérdida neta de 100 millones de hectáreas de bosques (Sargent, 1988). Y estos son sólo algunos de los cambios globales que nos esperan.

Aún así, hay una considerable incertidumbre con respecto a las implicaciones del cambio climático global y las respuestas de los ecosistemas, que a su vez, pueden traducirse en desequilibrios económicos (EEI, 1997). Este tema será de vital importancia en países que dependen fuertemente de recursos naturales.

Con respecto al impacto directo sobre seres humanos, se puede incluir la expansión del área de enfermedades infecciosas tropicales (Becker, 1997), inundaciones de terrenos costeros y ciudades, tormentas más intensas, las extinción de incontables especies de plantas y animales, fracasos en cultivos en áreas vulnerables, aumento de sequías, etc. (Lashof, 1997). Estas conclusiones han llevado a una reacción gubernamental mundial, se ha expresado en numerosos estudios y conferencias, incluyendo tratados enfocados a enfrentar y en lo posible solucionar la crisis. Este trabajo analizará la problemática del Cambio Climático Global, las bases teóricas, sus posibles efectos futuros, las medidas tomadas y las medidas recomendadas para enfrentar adecuadamente el problema.

El Cambio Climático Global es un hecho, aunque existen escépticos no representan de manera alguna un grupo mayoritario. Es por ello que los Gobiernos a nivel mundial han reaccionado ante esta amenaza cada vez más cercana: alteraciones climáticas graves que podrán colocar sus economías en peligro.

El Cambio Climático Global, por otro lado, ha dejado muy clara la globalización de los problemas ambientales, es imposible e inútil enfrentar uno de los problemas más apremiantes en la temática ambiental si no es una empresa que involucre a todas las naciones.

La presión poblacional y de desarrollo tomada por las naciones más adelantados junto con las naciones en vías de desarrollo, colocan una presión cada vez mayor sobre los recursos naturales y los sistemas ambientales terrestres. En la actualidad las capacidades autoreguladoras de la atmósfera están siendo llevadas a sus límites y según muchos, sobrepasadas.

No es sana política para la humanidad dejar la búsqueda de soluciones para el futuro o para cuando se hagan fuertemente necesarias. La atmósfera y los procesos que mantienen sus características no tienen tiempo de reacción muy rápido comparado con los periodos humanos.

Soluciones a los problemas del adelgazamiento de la Capa de Ozono, al Calentamiento Global, a las alteraciones climáticas devastadoras, no son cuestión de años, ni siquiera décadas. Es por ello una preocupación que debe ser inmediata, no se podrá esperar a que los efectos se hagan notorios y claros, pues seguramente en ese momento ya será muy tarde para actuar buscando soluciones.

La próxima reunión de la IPCC tratando el tema del CGG, se realizará en Kioto, Japón, será un momento de importancia histórica y los resultados de este encuentro mundial será una señal de lo que nos espera en el futuro.

Como lo plantea Seth Dunn, en el Earth Times:

No más de 50 años atrás, Kioto fue “perdonada” de la destrucción por una bomba atómica durante la 2ª Guerra Mundial – debida a su significado cultural como la antigua cuna del Imperio japonés.

En nuestro mundo actual en calentamiento, a medida que los antiguos imperios se dan cuenta de las más serias consecuencias de sus revoluciones industriales, Kioto debe nuevamente lograr un lugar en la historia, en forma más pacífica, como el sitio donde la humanidad se perdonó de niveles desastrosos de cambio climático.

La IPCC que nos advierte, también nos da esperanzas, haciendo notar que reducciones significativas en las emisiones son no sólo económicamente, sino técnicamente factibles”.

Ahorro-Led

Incentivos

Beneficios tanto a nivel individual como a nivel corporativo. Es un paso para cumplir con nuestra cuota de responsabilidad para mitigar los daños causados por el uso irracional de los recursos en el planeta al mismo tiempo en que se hace un ahorro económico significativo en la factura eléctrica.

Apoyados en iniciativas para convertir a Costa Rica en el primer país “Carbono Neutral”, se consignan una serie de acciones y beneficios sociales, entre ellos:

  • Deducible como gasto del impuesto sobre la renta.

  • Responsabilidad social empresarial certificada por YFSE.

  • Certificados “CO2 Neutral” y “Empresa libre de Mercurio” por parte de YFSE quien está facultada para extender ese tipo de certificaciones.

  • Relanzamiento como marca verde.

  • Preferencia de marca por convertirse en marca verde. Secrea vínculo y fidelidad con el cliente o consumidor.

  • Diferenciación con la competencia en la búsqueda del liderazgo.

  • Ahorro significativo en la factura de servicios eléctricos. Éste ahorro se puede utilizar en otros rubros que la compañía o familia considere pertinentes.

  • Mayor tiempo de vida útil.

Reciclaje de Sistema lumínico Obsoleto

PSHLED.org , además de proporcionar toda la logística del cambio de Tecnología obsoleta (bombillos y fluorescentes) a una tecnología totalmente innovadora, verde y limpia. El programa PSHLED.org se encargara de reciclar todos los desecho que se generen de este cambio para así no generar mas contaminación y cumplir con todos los estándares mundiales. Cumpliendo con las metas de Cero Mercurio y Cero Incandescentes.

SÚMATE AL CAMBIO CERO MERCURIO.

YO ME COMPROMETO CON EL CAMBIO CERO MERCURIO – CERO INCANDESCENTES.

Yo quiero ser Partícipe de la política que lleva a delante el Gobierno de Costa Rica:“Ser la primera nación CARBONO NEUTRAL del planeta”.

Por eso me uno y comprometo con el Programa PSH LED® EL CAMBIO CERO MERCURIO – CERO INCANDESCENCIA,

el cual forma parte de YFSE.

Del mismo modo, pido al Gobierno de Costa Rica que asumamos la responsabilidad implementando la Ley “Basura Cero”. Sólo así, con mi esfuerzo y el de todos los Costarricenses, tendrá sentido y lograremos disminuir la cantidad de residuos que se envían diariamente al Medio Ambiente y tendremos una nación más limpia.

¡Ésta es la meta de TODOS los costarricenses.!